lunes, 9 de julio de 2012

Save me

¿Qué demostrar cuando estás gritando por dentro? ¿Cómo fingir que todo esta bien cuando todo es un verdadero caos en tu vida? No lo sé. No se que palabras decir ni como reaccionar ante algunas situaciones que se presentan en momentos inesperados. Es complicado seguir adelante cuando no tienes con quién hablar, cuando no hay nadie que pueda llegar a comprender una pequeña parte de tu dolor, porque no es lo mismo oir que escuchar. ¿Cómo se podría llamar a esto? Desconfianza, inseguridad, soledad ¿Simplemente tristeza? Sigo sin tener respuesta. Me envuelve un extraño sabor a amargura, un olor a tristeza que paso inhalando cada día en las cuatro paredes de mi habitación, me envuelve una brisa fría que me impide seguir el rumbo de mi vida. Porque me estoy ahogando como cuando intentas gritar bajo el agua, como cuando estás en un espacio reducido en el que apenas te llega aire. Y sigues gritando, pero nadie te oye. Llorar es la última cosa que te queda por hacer como muestra de desesperación... Y lloras, solamente esperando a que llegue alguien que te saque del agua, o abra un agujero en ese espacio reducido, alguien que te salve y por fin te escuche gritar.

No hay comentarios: